Un jardín en casa es uno de esos elementos que puede incorporar varias actividades recreativas que nos gustaría llevar a nuestro hogar, por ejemplo una piscina, un asador, un área de convivencia, un huerto, etc. Sin embargo incorporar tantos elementos en un lugar a veces puede resultar complicado, pues también deseamos tener un espacio que sea agradable a la vista.

El paisajista se encarga de incorporar todos esos elementos que buscamos tener en un jardín de una forma visualmente agradable y funcional. Aunque muchas veces no contamos con los fondos suficientes para contratar a un buen paisajista o simplemente queremos intentar crear ese espacio con nuestras propias manos. Por eso en esta ocasión tenemos algunos tips que te pudieran ayudar con el diseño de tu jardín.

Comienza por hacer una lista con lo que necesitas y lo que deseas tener en tu jardín, ya sea un área de asador, una alberca, un huerto, una fuente, etc.

Observa que lugares reciben luz y que lugares reciben sombra a lo largo del día, también es importante que tomes en cuenta los desniveles que pudiera tener tu terreno, que tipo de flora y fauna habita ahí de forma natural, si ocurren encharcamientos en época de lluvia, etc. Todo esto te ayudará a seleccionar el mejor lugar para las plantas que te gustaría tener.

Ya que estas familiarizado con el espacio que vas a ocupar de jardín es buen momento para buscar inspiración, no solo buscando imágenes en internet sino visitando espacios abiertos que existen cerca de donde vives, así te darás una mejor idea de que tipo de plantas y elementos funcionan mejor en el área que habitas.

Comienza con un dibujo sencillo de la superficie de tu jardín y trata de organizar en el mismo todos los elementos que deseas incorporar, de esa forma puedes comenzar poco a poco con cada sección ya teniendo en cuenta el plan a futuro.

Una vez que comiences, atrévete a incorporar varias texturas, por ejemplo madera, adobe, chukum, arbustos, césped. Recuerda que un jardín no son solo plantas sino que tiene varios elementos decorativos como bancas, lámparas, fuentes, etc.

Elige uno punto focal, elegir un elemento que resalte nos ayudará a diseñar nuestro jardín en torno a él, por ejemplo una fuente, una escultura, un árbol, una terraza, etc. Recuerda que el punto focal no necesita estar en el centro, puede estar ubicado en cualquier área de nuestro jardín pero debe resaltar entre los demás elementos.

Con estas ideas y tu creatividad de seguro lograrás un espacio armónico.