Contar con un taller en casa es un sueño que tienen muchas personas pero que a veces pareciera difícil de realizar. Recordemos que un taller en casa no necesariamente se refiere a un espacio para realizar mano de obra pesada sino un espacio para realizar cualquier tipo de actividad manual que pudiera ir desde pintura en acuarela hasta carpintería o herrería.

Lo primero que tenemos que hacer es decidir para qué utilizaremos este taller, pues hay algunos trabajos manuales que requieren de más espacio que otros. Una opción pudiera ser un espacio en el que se puedan realizar distintos tipos de manualidades para que varios miembros de la familia lo puedan aprovechar.

El siguiente paso es seleccionar el espacio que utilizaremos. Si se tiene una casa con terreno disponible, lo mejor para algunos sería construir otra habitación pero es importante recordar que cualquier rincón de la casa puede ser un excelente espacio para un taller, la clave está en la organización y el aprovechamiento del espacio que se tiene.

Ya que hablamos de organización, antes de comenzar a comprar cosas, debemos de tomar en cuenta la distribución, saber dónde irá la mesa de trabajo y las herramientas necesarias, es clave para lograr un taller funcional y que además sea un espacio visualmente agradable.

Las medidas de seguridad son otro factor a considerar durante la planeación inicial del taller, habrá talleres que requieran de más seguridad que otros, pero todo esto se debe de considerar con anterioridad.

Por último toma en cuenta elegir materiales que sean fáciles de limpiar y mantener, los talleres manuales son espacios en los que siempre se acumulan residuos y si quieres un taller con buen aspecto la limpieza es clave.

Si todavía no te decides por algún tipo de taller en particular aquí hay algunas ideas.

Tipos de taller

Taller de manualidades

Es aquel en el que se realizan actividades manuales más finas, por ejemplo; bisutería, pintura o dibujo artístico, corte y confección, tejido, etc. Esta es la opción más popular de los talleres en casa y es ideal para espacios pequeños.

Taller de bricolaje

Este tipo de taller requiere más espacio, es aquel que se utilizaría para realizar trabajos de carpintería, electricidad, etc. Requiere de herramientas y maquinarias más pesadas por lo que es recomendable contar con buenas medidas de seguridad. Todos necesitamos algunas herramientas para darle mantenimiento a nuestro hogar y este es el espacio ideal para guardarlas.