Uno de los temas más importantes en la actualidad es el cuidado del medio ambiente. Como sabemos, los desechos de plástico están causando daños irreparables en nuestro planeta y es importante poner de nuestra parte para evitar que este problema siga creciendo y reducirlo.

Es con esta visión, muchas personas han decidido darle una nueva vida a los plásticos que desechamos, convirtiéndolas en innovadores materiales para la construcción de viviendas que además tiene muchas ventajas como menor costo, mayor durabilidad y por supuesto la ayuda que se le da al medio ambiente.

Actualmente existen varias técnicas para emplear el plástico como material de construcción, cada técnica le da un acabado y apariencia distinto a la casa, en algunos casos el uso de materiales plásticos es evidente en la construcción mientras que en otros ni siquiera se nota la diferencia.

Botellas de plástico

Una de las primeras técnicas es el uso de botellas plásticas que se rellenan con arena o tierra, las botellas se apilan acostadas unas encima de otras uniéndolas con cemento, adobe, o algún otro material similar que ayude a pegar y sellar los muros. Esta técnica puede ir de la mano con el uso de neumáticos para los cimientos, donde los neumáticos se apilan acostados y se rellenan de arena dándole a la casa mucha estabilidad. La cantidad de botellas y neumáticos que se necesita para una construcción de este tipo es enorme así que representa una gran contribución para la limpieza del medio ambiente.

Ladrillos de plástico

Estos ladrillos cada vez se han vuelto más populares al rededor del mundo pues muchas personas han notado sus ventajas y quieren contribuir a la limpieza del planeta. Existen muchas técnicas para su fabricación, pero por lo general se utiliza un porcentaje alto de plásticos reciclados que deben recibir un tratamiento previo para su utilización.

El porcentaje de plástico reciclado que se utiliza en estos ladrillos depende del fabricante, pero las técnicas son cada vez mejores y buscan utilizar porcentajes más altos.

Su apariencia es muy similar a la de los ladrillos comunes y algunos tienen acabados muy estéticos que no necesitan recubrirse, además es importante mencionar que al ser plástico será de gran ayuda para mantener la humedad y el moho fuera de tu hogar.

Vigas de plástico

Este material es muy parecido a los ladrillos en cuanto a fabricación y uso de plásticos reciclados, con la diferencia de que su apariencia se asemeja más a la madera y se emplea a forma de vigas largas que se colocan de forma horizontal para formar los muros, muy parecido a la construcción de cabañas de madera. Su apariencia también es muy estética.

Si bien no te animas a la idea de construir toda tu casa con plásticos reciclados, también es buena opción comenzar por una habitación pequeña para almacén o quizá para incorporar una terraza en tu jardín o una cocina exterior. Hay muchas ideas para el uso de estos materiales.