Ya sea que quieras construir una casa, bodega, local, oficina, etc. Hay distintos tipos de techo que puedes usar y que ayudarán a dar ese toque que buscas a tu construcción.

Techos de madera

La madera es un excelente material por su versatilidad, es muy fácil de adaptar a cualquier forma y también muy resistente, su aspecto visual dentro de la casa o construcción da un ambiente cálido y orgánico. Este tipo de material tiene que ir recubierto con tejas o con otro material impermeable en el exterior para estar protegido contra la humedad.

Techos con tejas

Las tejas son ideales para darle un aspecto colonial a tu casa, por lo general se colocan en techos que tienen inclinación lateral o a dos aguas para que luzcan, son excelentes para proteger tu casa contra la humedad sin necesidad de impermeabilizantes. Hay tejas de distintos materiales como:

Barro: este tipo de tejas tienen un aspecto muy clásico y ayudan a que el agua de la lluvia no se acumule en el techo aunque se rompen con facilidad son fáciles de remplazar.

Pizarra: este tipo de tejas son las más costosas pero sin duda son la mejor inversión, no necesita una pendiente tan inclinada para funcionar bien y deshacerse del agua de lluvia, es un material muy resistente que puede llegar a durarte toda la vida, es ideal para climas extremos pues es casi indestructible, a prueba de humedad, son inflamables y su instalación es sencilla.

Gravilladas: este tipo de tejas se encuentra en medio de las dos anteriores en cuanto a precio y resistencia, también funciona muy bien para aislar el ruido y la humedad.

Techos metálicos

Este tipo de techos están recubiertos con láminas metálicas que dan un aspecto industrial a la construcción, son muy económicos y ayudan a aislar bien el sonido y repeler el agua y la humedad, lo que los hace ideales para bodegas. Por ser muy ligeros, es necesario colocarlos y sujetarlos adecuadamente pues el aire muy fuerte puede tirarlo con facilidad.

Techos de cemento

Este tipo de techo es el más común en cuanto a materiales se refiere, si deseas colocar algún tipo de teja es posible que hayas optado por poner cemento como base, sin embargo si estas pensando en un techo plano esta es tu mejor opción. Es importante recordar que este tipo de material necesita mantenimiento e impermeabilización constante, además de incluir una buena caída de agua desde el inicio de la construcción para evitar encharcamientos, pero también te da la opción de aumentar la cantidad de pisos en tu propiedad.