Al adquirir un terreno en un lugar caluroso, como lo es la península de Yucatán, uno de los elementos que casi todos desean incorporar en su proyecto de construcción es un alberca. 

Si bien hay muchos diseños de albercas que se adaptan perfectamente a cualquier diseño, hay un tipo de alberca que no es tan común pero que ha ganado mucha popularidad. Este tipo de albercas recibe varios nombres, alberca ecológica, alberca natural, bioalberca, entre otros, sin importar como decidas llamarle, de seguro cuando veas sus beneficios y los diseños que se pueden lograr, querrás incorporarla en tu construcción.

Una alberca natural no utiliza sistemas de limpieza químicos sino que se mantiene limpia por medios naturales a base de distintas plantas que oxigenan y limpian el agua, grava y microorganismos beneficiosos que recrean un pequeño ecosistema. 

Este tipo de albercas se divide en dos zonas, un área que es para nadar y otra que es donde se lleva a cabo la limpieza del agua. El agua es dirigida a través de filtros al área donde las plantas y la grava se encargan de la limpieza.

Ventajas.

  • Menor impacto ambiental al no utilizar químicos para su limpieza.
  • Es mejor para la salud, cuida tu piel y cabello pues nadas en un ambiente libre de químicos.
  • Menor costo de mantenimiento, al ser un ecosistema completo no gastarás en productos para limpiarla.
  • El agua de este tipo de albercas también se puede aprovechar en otras áreas del hogar, con un diseño apropiado, no solo servirá como un lugar para nadar y relajarse, sino que se puede utilizar para limpiar el agua que se consume cotidianamente en la casa. 
  • Sus diseños son muy variados y estéticos, por lo que se pueden adaptar a cualquier construcción y estilo.
  • El agua de estas piscinas es completamente cristalina.

Aún con todas estas ventajas, es importante mencionar algunos detalles que hay que tomar en cuenta con estas albercas.

  • Es necesario dar mantenimiento y cuidados a las plantas que limpian el agua, al igual que se haría con cualquier jardín para mantenerlo en buenas condiciones.
  • Es necesario retirar el exceso de sedimentos que se generan en el fondo, limpiar o cambiar los filtros, limpiar con una red lo que llegue a caer en la superficie, como se haría en cualquier alberca.